Neuquén: En un año robaron 300 rejillas de las bocas de tormenta.

192
[favorite_button]

Según un relevamiento municipal faltan en la ciudad 300 rejillas para sumideros de los pluviales subterráneos. En las últimas dos semanas registraron un faltante de 107 rejillas que pesan alrededor de 150 kilos.

El Subsecretario de Limpieza Urbana de la municipalidad, Cristian Haspert, expresó que: “la misma indignación que tenemos se traslada al vecino. Con el peligro que corren esos vecinos que tienen que transitar por una calle esquivando obstáculos para no caer adentro, meter una rueda de un vehículo, una bicicleta, una moto, o que se caiga un animal”.

“Estamos hablando de 20 millones de pesos que la municipalidad tiene que destinar a algo que ya estaba puesto en la ciudad y que ya se había pagado con los impuestos de los vecinos”, explicó Haspert.

Cristian Haspert, Subsecretario de Limpieza Urbana, “hablamos de 20 millones de pesos”.

Modalidad de robo

Respecto al modus operandi de los delincuentes, Haspert dijo: “uno estaciona, se hace el distraído, el otro abre la puerta de atrás de un auto, la levanta y se la llevan en el asiento trasero. La última imagen que tenemos es de una surán  con la patente alterada y las primeras letras tapadas. Esto fue la semana pasada y es lo que venimos denunciando”.

“Antes eran camionetas con patentes que eran de otras localidades que no pertenecían a esos vehículos, y ahora son particulares. Las cámaras de seguridad los toman, así que esperamos que la policía encuentre a los ladrones, al que compra -porque causa el mismo daño- y por supuesto encontrar las rejas”, aseguró.

“Hay que encontrar a las personas responsables de esta gran organización que está atrás de todo esto. Hay vecinos que se han encontrado cara a cara con el ladrón, ven que están robando, salen afuera, los ladrones se hacen los distraídos y les dicen que trabajan con Cristian Haspert”, explicó.

Cristian Haspert, Subsecretario de Limpieza Urbana, “Pesan 150 kilos y se los llevan en 20 segundos”

Puntos señalizados

Frente al pronóstico de lluvia para los próximos días, el funcionario hizo referencia a la necesidad de hacer visibles estos sectores que pueden ser causantes de accidentes: “en la primera señalización cuando robaron 70 rejillas tuvimos que poner caballetes pintados de amarillo, rojo y blanco. En ese momento pusimos cien caballetes y ahora nos deben quedar diez”.

“Salimos a buscar algo que no tenga valor y de ahí sale la idea de los neumáticos amarillos. Tuvimos que pintar mucha cantidad de neumáticos para que el vecino vea y lo identifique. Ese neumático va a tomar valor cuando llueva”, aseguró Haspert.

Cristian Haspert, Subsecretario de Limpieza Urbana, “salimos a buscar algo que no tenga valor y de ahí sale la idea de estos neumáticos pintados de amarillo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.