Lautaro De la Iglesia le dedicó su victoria a Carlos Graziosi

164
[favorite_button]

Una mochila muy pesada cargaba Lautaro de la Iglesia. Tantas veces estuvo cerca y tantas otras se le había negado el triunfo. Pero la racha se tenía que cortar y en Paraná vio su fin. Luego de aquellas tres carreras dónde no pudo redondear la victoria, a fines del año pasado, el triunfo por fin llegó. El neuquino de 27 años ganó de punta a punta en el TC Pista en Paraná y ahora se permite soñar con pelear el campeonato.

Luego de la gran alegría del domingo, Lautaro visitó los estudios de LU5 y contó en Auto Uno: “Estoy muy contento, muy agradecido de haber tenido este resultado y de representar a todos los neuquinos. Después de lo sucedido el año pasado he trabajado mucho la parte mental con psicólogo deportivo. Tuvo bajones importantes. Me ayudó mucho el equipo y toda mi familia. En esta carrera estaba muy tranquilo. Pudimos hacer una excelente final. Estuvimos muy rápidos y firmes. La victoria llega en el momento justo, se viene la definición del campeonato y hay que estar muy sólidos”.

Volviendo a la carrera del domingo, confesó: “Me cuidé bastante. Al final puse todo, hicimos dos vueltas muy rápidas y eso nos dio margen, teniendo en cuenta el desgaste que tenía el auto. No quería que se me escape. La última vuelta la hice con tranquilidad. Salió todo a la perfección, de principio a fin. Largué mejor que Palazzo y ya de movida le hice una diferencia”.

Con la tranquilidad de contar con la victoria que lo habilita a pelear por el título, prosiguió: “Por suerte esta vez fue para nosotros. Estos días después de la victoria han sido muy tranquilos. El automovilismo es un gran porcentaje de mi vida, por ahí estoy trabajando pero, a la vez, pensando en el automovilismo. Festejamos mucho el domingo, pero ahora ya estamos con la mente puesta en las próximas cinco carreras, que son las que van a definir el campeonato”.

blank
Lautaro de la Iglesia junto a Chingolo Gribaudo y Diego Lores en los estudios de la radio.

Al recibir los saludos de los hinchas durante la emisión de Auto Uno, relató: “Mucha gente se emocionó con mí victoria. En lo particular me emociona haberle dado una alegría a esa gente que me sigue carrera a carrera”.

Sus seres queridos palpitaron el éxito a la par del piloto de la Dodge N° 94 del Di Meglio Motorsport: “Mi viejo estaba muy emocionado, lloramos juntos. Cuando me bajaron la bandera a cuadras sentí que esa mochila se fue. Ahora vamos a las próximas carreras más tranquilos. Todos hicieron cábalas. Rodolfo Di Meglio (el titular del equipo) la vio desde la casilla. Mi mamá la vivió desde la cocina, estaba muy nerviosa. Todos hicieron fuerza para mi victoria. Estoy muy agradecido a todos los que tiran buena onda”.

Lejos de conformarse con su tercera victoria en la categoría, Lautaro y su equipo ya piensan en el futuro: “Ya hicimos el análisis de la carrera, siempre hay puntos para mejorar, pensando en la carrera de San Luis, un autódromo que me gusta mucho. Los play-offs son cinco fechas. Hay tiempo para descontar puntos respecto de Fritzler y Alvarez. El objetivo es llegar a la última fecha como los candidatos”.

El cierre de su visita a Auto Uno fue muy emotivo, ya que Lautaro hizo una mención especial para Carlos Augusto Graziosi: “El recuerdo de siempre para el Rata. Esta victoria se la dedico al Rata y al Esclavo (histórico preparador del automovilismo regional). No había podido ganar desde que los perdimos, así que a ellos les dedico esta victoria”.

[favorite_button]
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.