ATE San Martín de los Andes denunció represalias de Quintriqueo y que Jofré era su guardaespaldas

182
[favorite_button]

Tras el brutal ataque a tiros en pleno centro de San Martín de los Andes, desde la seccional local de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE) denuncian más represalias por parte de la conducción de Carlos Quintriqueo, secretario general del gremio.

Recordemos que el que el viernes 29 de julio, en medio de una pelea entre dos facciones del gremio de empleados estatales, Pedro Darío Jofré sacó un revólver y disparó contra Federico Soto, reportero gráfico de LMNeuquen y un grupo de militantes opositores a la conducción provincial de ATE.  

La seccional San Martín de los Andes de ATE presentó una nota al Ministerio de Trabajo en la que se indicó que los despidos registrados en el hospital local tras el ataque de Jofre fueron “orquestados por el Secretario General, Carlos Quintriqueo, provocando a través de este atropello la persecución y el amedrentamiento en los trabajadores y trabajadores organizados”.

En diálogo con LU5, Segundo Andrade, secretario general de ATE Seccional San Martín de los Andes, señaló que Jofré era guardaespaldas de Quintriqueo y que el día de los hechos no habían convocado a ningún paro.

“Quiero aclarar que nuestra seccional ese día no convoco a paro porque no teníamos ningún conflicto. Lo convoca ATE provincial y decide hacer una concentración en San Martín de los Andes donde los hechos ocurrieron”, relató Andrade y agregó que “primero quisieron romper el municipio y terminaron con el acto criminal de los tiros”.

“Si el pretexto era el reclamo de una compañera, para llegar y hacer desmanes, organizar el viaje y  llegar con asesinos a San Martín de los Andes y con camionetas del EPEN, seguramente hay algo más de fondo que nosotros no sabemos y no conocemos. Pero obviamente que hay algo más de fondo”, sostuvo Andrade.

Por último, Andrade señaló que no conoce personalmente a Jofré, pero destacó que si sabe “lo que sabe todo el mundo. Miren hasta donde llega la complicidad, que era empleado político y, oh casualidad, militante y guardaespaldas de Quintriqueo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.