LU5AM

miércoles 22 de febrero de 2017

Seguí escuchando

Cadena 3

Miércoles de 00:00 a 06:00
Conducción: Cadena3

Jim Hall, hito en la historia del Jazz

Por

La historia de la guitarra dentro del jazz es algo marginal. Por un lado Charlie Christian y Django Reinhardt, marcaron un camino. Entre los ‘50 y los ‘60 son varios los grandes nombres que asoman: Wes Montgomery, Kenny Burrell, Herb Ellis o Grant Green. Y, tal vez, el menos espectacular y el más reflexivo de todos ellos: James Stanley Hall.

Jim Hall, de quien el sábado se cumplen tres años de su ausencia física, bien tiene ganado un lugar en el Cuadro de Honor por sus álbumes con el pianista Bill Evans, los registros con el saxofonista Paul Desmond o sus trabajos con Sonny Rollins.

Pero Jim Hall, no se conformó con esos trabajos, híper laureados por cierto. Algunos de los grandes guitarristas murieron, otros dejaron de hacer cosas interesantes, se agregaron nuevos nombres como George Benson, John McLaughlin, John Scofield, Pat Metheny, Bill Frisell, Nguyen Lee y Kurt Rosenwinkel entre otros, pero Jim Hall, pacientemente, siguió, a lo largo de un poco más de cuarenta años, juntándose con los más jóvenes y siempre experimentando a su manera, grabando discos extraordinarios y mostrando por qué Metheny y Frisell lo consideran su maestro.

En la música de Jim Hall no hay estridencias y, casi como una declaración de principios, es difícil escuchar una escala a gran velocidad. Si Charlie Christian fue imitado por saxofonistas y trompetistas, el camino de Jim Hall, con un estilo quizá más cercano al de pianistas y saxofonistas que al de otros guitarristas, parece ser el contrario. La amplificación mínima, un toque que busca, siempre, jerarquizar la claridad en la división de las voces y un sentido armónico sólo comparable al de Bill Evans, funcionan como sus sellos de fábrica.

Alimentos que ayudan mucho

Por

Cuando tomamos la decisión de castrar a nuestro gatito, lo primero que se nos viene a la cabeza es que se va a poner gordo. Y eso es una absoluta verdad si no se toman determinadas precauciones. Como también es cierta la asociación que hace la mayoría de la gente cuando pone como sinónimo de esterilización que el gato no salga de parranda y no haga pis adentro de la casa (marcando el territorio). Yendo puntualmente al caso de la gordura, que es el tema que más nos interesa en la publicación de hoy, debemos saber que existen alimentos especiales que están muy bien balanceados para evitar una posible obesidad. Y también ayudan a controlar los trastornos urinarios a los que los gatos castrados suelen ser propensos. Estos, a su vez, los predispone a desarrollar cálculos en la vejiga, algo de lo que hay que cuidarlo mucho, porque puede desarrollar un síndrome urinario que hasta lo puede llevar a la muerte.

Identidad al palo

Por

Cuando buscamos nuestra identidad, ya sea como país, región o provincia, es inevitable empezar por nuestra identidad personal. Esa que viene de nuestros ancestros, bisabuelos, abuelos y padres. Esa manera de identificar quiénes somos y dónde estamos parados. Y en esa búsqueda aparecen inevitablemente las comidas de la infancia, los fuegos que arrancaban varias horas antes para que todo se cocine lentamente, las verduras frescas y sabrosas, los huevos con la yema casi naranja, las frutas dulces y jugosas.

Es esa mezcla de sabores tan diferenciados en nuestro paladar, donde no necesitábamos contar las calorías porque todo era sano y natural. Bueno, ahora pueden sacarse ese dejo de nostalgia de sus rostros, porque la gastronomía argentina entendió el mensaje. Llega CocinAR, un novedoso Plan de la cocina Argentina para revalorizar el patrimonio cultural-gastronómico de nuestro país. Hasta ahora, cada provincia recibía a sus visitantes con sus platos típicos. Ahora, eso será parte de un plan federal, con el que se consolidarán rutas gastronómicas y también rutas de productores que enriquezcan la gastronomía regional, y hasta se proyecta una carrera de posgrado en cocina argentina.

La Patagonia tiene mucho que mostrar y Neuquén aún más. sí que arremanguémonos, pongámonos los delantales y saquemos a relucir nuestra cocina, nuestros sabores, de la mano de nuestros productores orgánicos y regionales. Y sino, al menos, solo sentémonos servilleta al cuello a disfrutar de un viaje a los placeres de la vida…

Sí, quiero

Por

Estaban enamorados. Casi no podían despegarse. Apenas lo hacían en momentos muy puntuales. Y justo llegó Pokémon Go. Si acaso la relación ya era indisoluble, la aplicación la hizo crecer a niveles utópicos. Ahora ya nada podrá separarlos.

El mito del amor a primera vista se convirtió en una teoría confirmada con un caso de éxito: la relación entre el hombre y el teléfono inteligente. Fue un flechazo. Una historia que no para de crecer, que no tiene baches. El ser humano incluso le pidió que dejara ese lugar marginal en la oreja y lo llevó a su mano para consolidar una anunciada e ineludible simbiosis.

Al principio, tenían códigos para no asfixiarse. Se daban un descanso obligado en los bancos a la hora de dormir y algún pequeño impasse ético en las comidas y al cruzar la calle. La propia relación las fue eliminando. Ahora, justo cuando parecía que se había llegado a un punto insuperable, llegó Pikachu.

Tras un impasse, antes se volvían a encontrar por una vibración o sonido que alertara de la emocionante novedad que alguien había catalogado como “me gusta” a una foto de un plato de fideos. Ahora, ya no hay pausas. El ojo no tiene otro destinatario que el smartphone. Es que Charmander podría estar en cualquier lugar en cualquier momento. La propia esencia del juego apunta a esto: si la vista se despega por un instante, el riesgo es altísimo: perder la posibilidad de obtener a uno de los más codiciados.

El phubbing parecía incontrolable. Pikachu lo convirtió en invencible.

Haciendo nuevo lo viejo

Por

Nuestro país tiene muchas bandas que son exponentes del rock, pero no son todas las que logran reinventarse al pasar los años, no son muchas las que pueden combinar sonidos, experimentar y mantener la misma esencia. Tal vez no sea la más indicada para hablar de música y probablemente tampoco sepa mucho de rock, pero si hay una banda que encaja en las anteriores definiciones, claramente es Babasónicos. 25 años, 12 discos y una identidad difícil de imitar.

Los Babas lanzaron “Impuesto de Fe”, su nuevo material que es parte de “Desde Adentro” un proyecto multiplataforma que se puede escuchar y ver tanto en CD, como en DVD, Blue Ray y con promesas también de ser un vinilo. Y porque son auténticos hicieron nuevos los hits que todos conocíamos: Putita, Irresponsables, Puesto, Yegua, Los Calientes son algunas de las canciones que integran este acústico que muestra una nueva manera de ser.

Pero no todo se trata de hits. En “Impuesto de Fe” también conocimos “Vampi” su primer corte difusión y “El maestro”, dos nuevos materiales que se suman al gran numero de canciones que hacen a esta banda, que desde lo sonoro conquistaron con simpleza, con autenticidad, combinando y renaciendo.

En lo visual, un shopping abandonado es el lugar del show. Si, un shopping, un espacio que para mi entender va de la mano con Babasónicos por la estética que los acompaña desde siempre. La banda rodeada de su público y cuando digo rodeada es literal. Ellos en el centro mostrando lo que saben hacer y los espectadores, casi pegados, en un íntimo que genera algo de envidia.

Esto es un poco a lo que los Babas nos tienen acostumbrados: a la sorpresa, a la innovación y sobre todo a la calidad. Una banda que no será la más poguera, pero que marca tendencia y por sobre todo hizo la diferencia en el rock latinoamericano.

 

Una vez más, el atletismo

Por

Hace veintiocho siglos que los griegos institucionalizaron algo que los hombres veníamos haciendo desde un par de millones de años antes: la carrera pedestre. Fue parte de aquellas olimpiadas y también de las modernas, pasamos de correr obligatoriamente descalzos a usar calzado hace solo diez mil años, después de la revolución industrial se creó un zapato para cada pie y hace un instante nada mas, en los primeros años de la década del setenta,  se incorporó calzado con amortiguación, también se crearon pistas y formas de competencia que permitiesen la mayor jerarquía en los resultados y se escribieron extensos y detallados reglamentos, se incorporó tecnología y patrocinadores, se multiplicó el interés y se llevó la practica a las escuelas, el atletismo se convirtió en un deporte de masas, con antecedentes ancestrales y muy difundido.

IMGP3200

Hace unos años en algunos lugares de Norteamérica algunos senderos de montaña o desierto, de selva o nevados vibraron bajo el paso de nuevos corredores, el trote por senderos hizo su aparición estelar como actividad bien consolidada recién en este siglo y como todo proceso que se repite también se acelera, el gran descubrimiento de una nueva y desenfadada forma de trotar, con pocas reglas y en medio de la naturaleza fue el gran atractivo, una forma de conseguir mejorar la condición física y escapar de la rutina, de las oficinas, las computadoras y los embotellamientos de tránsito,  pocos pensaron que estaban reanimando al anciano atletismo, lejos de toda pista y de condiciones federativas, competencia a competencia creció el volumen y la calidad de participantes que de a poco comenzaron a exigir más jerarquía, hasta que la Federación Internacional de Atletismo acogió oficialmente al trail running como disciplina en el congreso celebrado este 19 de Agosto de 2015 en Pekín, con la promesa de equilibrio competitivo lo que en otras palabras significa ranking, nivelación de la dureza de los recorridos, categorización y normalización.

Un segmento del colectivo de corredores advirtió el peligro y reaccionaron a esta evolución que cierra un nuevo ciclo de descubrimiento del atletismo, tal vez el tiempo traiga mas pasadas y menos barro, precisión en los tiempos y menos sensaciones, y también es muy probable que un grupo de corredores no esté dispuesto a dejar los bosques.

 

De rock y viajes: fortalecer la plaza

Por

Navegando por mares internéticos sin un rumbo demasiado marcado, más bien perdiendo el tiempo en redes, descubro que durante tres días de octubre, en el creciente otoño anglosajón, se va a realizar un megafestival con la presencia de los mejores sobrevivientes del selecto grupo de rockeros más grandes de todos los tiempos. En tres noches consecutivas en suelo californiano van a pasar por el mismo escenario los Rolling Stones, Bob Dylan, Paul Mc Cartney, Neil Young, Roger Waters, y The Who, y sin grillas confirmadas se espera un centenar de bandas de segunda línea mundial que seguramente completarán un encuentro maravilloso.

 

Se trata de Desert Trip, una especie de convención nueva, en la tierra de Coachrella, el ícono festivalero del universo rockero. Su anuncio impactó fuerte en redes y varios nos animamos a delirar un mensaje en grupo de amigos whatspperos, compartiendo el afiche y sugiriendo un irreal “Che, ¿nos mandamos?” y generando una catarata de especulaciones ambiciosas de cómo armaríamos el potencial viaje. “Si vamos, nos quedamos veinte días y bajamos a México… una amiga estuvo hace poco y dice que el tramo Cancún – La Habana está muy barato, podríamos tratar de volver desde Cuba”.

¿Habrá algo más divertido en la vida de un rutinario trabajador que soñar viajes sabiendo que no los hará? Pero pensándolo con los pies en la Tierra, ¿por qué no hacerlos? Conocer nuevos lugares es siempre nutritivo para la sensibilidad, inteligencia, y para el poder de imaginación. Viajar, aunque sea dentro del campo de los sueños, es necesariamente algo creativo. Hay que armar rutinas, y por supuesto, rellenar horas, días, minutos, con actividades e itinerarios. “¿Y si arrancamos por acá?”, le pregunto a mi otro yo autodestructivo, a ese que me boicotea mis más irrealizables planes para contarme que mañana me levanto tarde para ir a trabajar sin desayunar. “¿Cómo por acá? Acá trabajás, acá vivís, acá no pasa nada, acá tu humor es ese que te conocemos, cabrón” me contesta poco amigable ese otro yo agresivo que me habita.

Entonces me vuelvo a enojar, con la facilidad de Messi gambeteando patadas, y preparo mi jaque mate. Se puede pensar en un viaje rockero, que incluya Neuquén en agosto, y que sirva para asesoramiento de amigotes de otras partes. Porque en ese mes el Estadio Ruca Che va a recibir y ser protagonista de, casi con seguridad, el momento artísticomusicocultural más relevante de nuestra historia local: doblete de Megadeth, uno de los cuatro gigantes del trash metal. “Eso sólo le importa a los metaleros”, me torea el enemigo que soy, y estrujo mis argumentos para liquidarlo. Que una banda del tamaño histórico de la del colorado Dave Mustaine toque a veinte cuadras de mi casa me llena de emoción, aún sin tenerla en el pedestal de mi favoritismo.

No quiero caer en la biografía archiconocida de Megadeth contando el despecho de Mustaine tras su salida de Metallica, ni entrar en la eterna discusión sobre los grandes del Trash con los liderados por Hetfield, más Slayer y Anthrax. No tendría sentirlo pisar ese palo. Pero hay que afirmar siempre que Megadeth es una banda monstruo, aplastante, de las más emblemáticas del mundo, y que marcó a varias generaciones de público argentino. Por eso vuelven prácticamente cada año, claro, pero por eso mismo siempre queremos que vuelvan. Desde hace algunos años, la ciudad de Córdoba, bella e histórica, se transformo en la parada casi obligatoria de las bandas internacionales en gira, a modo de complemento o anexo de sus obvias presentaciones en Buenos Aires o, ahora, La Plata. “¿Entendés que el hecho de que toque Megadeth en Neuquén es grosísimo, marca un quiebre en la historia de la ciudad como plaza? ¿Te entra en la cabeza o te hago un dibujo, payaso?” me enojo contra mi otro y espero definitivamente haber ganado la batalla haciéndolo recapacitar sobre todo lo que puede llegar a pasar después de estos conciertos, y de que salga todo maravillosamente lindo. Su silencio cómplice me infla el pecho y antes de que abra la boca le tiro en la cara los shows de BB King, Medeski Martin and Word, Living Colour, Arjona, Ricky Martin, Chayanne, Paco De Lucía, Serrat, Blades o quien se te ocurra. Que toque Megadeth en Neuquén es mucho más grande que eso. Que nuestra ciudad y su estadio basquetbolero sean los anfitriones supera a cualquier antecedente, y si querés seguí buscando nombres. Y tenemos fe al pensar que este es únicamente el primero de muchos

“¡Encima son dos fechas!” pienso antes de autopatearme en el piso, pero me apiado escuchando imaginariamente un riff rebotándome en el marote. La particularidad de estos recitales, por si faltara, consiste en ser Neuquén la única plaza en la cual se van a presentar en esta gira, siempre hablando de lo que los porteños llaman “el interior”. Por eso, se espera gente de todas partes, y personas que elijan la tranquilidad patagónica por sobre la locura capitalina. ¿Pero con qué combinar el viaje para aquellos que deseen moverse? Es agosto, pleno invierno de nuestra cordillera nevada, con los centros invernales trabajando a pleno. Por si alguien, incluso de países limítrofes, pretende venir a ver a Megadeth a mi ciudad y puede soñarlo símil delirio mío por Desert Trip, puede empezar a buscar por ahí.

También estamos a pasos de Mendoza y sus rutas de vino e historias, de la costa atlántica en su zona de ballenas como Península Valdez, de los rionegrinos Bariloche, El Bolsón y sus gastronomías llenas de cervezas artesanales. Es posible pensarlo así. Ok, no puedo ofrecerte a Roger Waters ni a los Who, pero proponerte e Megadeth no es poco. Los alrededores son geniales, y el show promete marcar historia. ¿Qué más necesitás?

Mi otredad estalla en llanto, me insulta porque no sabe perder. Nos vamos a reconciliar, pero no sé cuando. Quedarán los delirios californianos y el descenso latinamericano para otro momento, y si nos involucramos, vamos a ser parte de la historia. Aguante Megadeth, “larga vida a Megamuerte”.

¿Las aventuras son cosa de hombres?

Por

Tank Girl es un personaje de historieta creado por Alan Martin y Jamie Hewlett, en guión y dibujos respectivamente. Este último es conocido por ser uno de los creadores del grupo Gorillaz.
Nacida en Inglaterra a fines de los 80, en un fanzine , Tank Girl vive sus aventuras en el desierto de Australia, acompañada de personajes estrafalarios como Booga, su novio canguro, y sus amigas Jet girl y Sub girl.
Se editó recientemente en Argentina un libro que recopila las primeras aventuras del personaje, en excelente blanco y negro.
En esta recopilación nos encontramos con las primeras aventuras del personaje, y se puede apreciar en ellas la evolución de sus creadores, tanto en el dibujo como en el guion.
Decimos ¨evolución en el guión¨ ya que las primeras aventuras pueden ser definidas como pequeños gags o chistes, y a medida que pasan las páginas, comienzan las historias más largas con tramas más complejas aunque no por ello menos absurdas .
Tank Girl es un cómic de culto de los 90, que se pudo ver editada en varios paises, como en España, en la revista El Víbora o Estados Unidos, gracias a la editorial Dark Horse.
En las páginas de Tank Girl encontramos miles de alusiones a la cultura (británica sobre todo) de aquellos años, con referencias a bandas, canciones, y programas de televisión escondidas en cada cuado de la historieta.
La edición argentina es el tomo 1 de una colección que promete una segunda parte en un futuro que esperamos no sea muy lejano.

Estrenaron documental sobre John Coltrane

Por

El pasado viernes 2 de septiembre, en el marco del Telluride Film Festival, se concretó el estreno absoluto de “Chasing Trane, el documental de John Scheinfield sobre la vida y la obra del saxofonista John Coltrane, cuya realización contó con la participación de la familia del músico y el apoyo de los sellos discográficos poseedores de su legado musical tales como Prestige, Blue Note, Atlantic, Pablo e Impulse!, por lo que el film es rico también en ilustraciones musicales reales.

En “Chasing Trane” se pueden apreciar entrevistas grabadas con Coltrane, y, de aquellas que sólo quedaron impresas, la voz del creador de “A Love Supreme” pertenece al actor Denzel Washington. También hay comentarios de Sonny Rollins, Benny Golson, Wynton Marsalis, Carlos Santana and Kamasi Washington, entre otros, así como metraje nunca visto antes de películas “caseras” que estaban en poder de la familia. Además de ello, el documental muestra grabaciones de video que se encontraban en archivos audiovisuales de varios canales de televisión, en los que aparecen diversos conjuntos de Coltrane.

Bien puede decirse que la vida de Coltrane fue cinematográfica: desde sus inicios tocando junto a gigantes como Dizzy Gillespie, Eddie Vinson y Jimmy Heath; su participación en “Round About Midnight” y “Kind of Blue”, los clásicos y seminales registros del Miles Davis Quintet; la histórica asociación con Thelonious Monk, y, finalmente, su sorprendente carrera como solista en la que produjo joyas del jazz como “Giant Steps”, “My Favorite Things”, “Impressions”, “Live at Birdland” y el imperecedero “A Love Supreme” (1965).  “Chasing Trane” seguirá presentándose en festivales y desde este viernes 9 y hasta el jueves 15 de setiembre, es el turno del Festival Internacional de Cine de Toronto.

Un suceso inaudito

Por

La importancia de la radio como medio de comunicación se concentra principalmente en la naturaleza de lo que ésta representa como medio en si, ya que posee, una calidad intima de persona a persona -que la mayoría de los otros medios no tienen- y ofrece al oyente cierto grado de participación en el acontecimiento o noticia que se está transmitiendo

Pero lo que sucedió esta semana es inaudito. Nunca me tocó vivir una experiencia como la que sigue a continuación.

A Griselda Reguera le robaron el auto hace dos meses. Para su sorpresa el 28 de mayo lo vió circulando por la ciudad con otra patente, pero no pudo darle alcance. La contactamos para que cuente su historia en Línea Abierta. Mientras Griselda relataba lo ocurrido, Marcelo Carrasco llamó para avisar que había visto el auto descripto por la mujer estacionado en Juan B. Justo antes de llegar a Pringles. La fiscalía y la Policía tomaron conocimiento del hecho -porque también estaban escuchando la emisora- de inmediato salieron a recuperarlo, y ya fue entregado a sus dueña.

Según las estadísticas, poco y nada de lo que es robo de autos se esclarece, salvo que incluya una privación ilegítima de la libertad y adquiera inmediatez. El que roba autos no es alguien que se dedica a salir a la mañana y ver qué puede hacer de su vida,  sino que tiene todo esquemáticamente armado,  ¿qué va a robar?,  ¿Dónde lo va a llevar?,  y ¿cuál va a hacer el destino del vehículo?. Son delitos que tienen estructuras de organización piramidales con asesoramiento jurídico y contable, con distribución de las autopartes o de los vehículos en sí.

Y aquí está la importancia de la radio y de sus oyentes que juntos pudieron lograr lo que usualmente la justicia no logra. Gracias a ellos,  en 40 minutos, se encontró el auto. Final Feliz.

Reviví acá http://bit.ly/20YpfAo la historia completa

Ir a la barra de herramientas